Skip to main content

Las flemas son un tipo de moco que se forman a lo largo de toda la vía aérea incluyendo la garganta. Una de sus funciones más importantes es atrapar y eliminar microrganismos como virus baterías y pequeñas partículas de polvo y otras impurezas del ambiente.

Cuando se experimenta una infección respiratoria, como un resfriado, la gripe o una infección pulmonar, el sistema inmunológico responde produciendo un exceso de moco para ayudar a atrapar partículas extrañas, como bacterias o virus, y eliminarlos del sistema respiratorio. Esto puede llevar a la acumulación de flemas en la garganta, es decir, una sobreproducción de moco que puede producir síntomas como la tos.

La tos es un mecanismo natural del cuerpo para expulsar las flemas y mantener las vías aéreas limpias. En algunos casos, si las flemas se vuelven demasiado espesas o difíciles de expulsar, pueden causar molestias y dificultar la respiración. En tales situaciones, es posible que se requiera tratamiento médico como DISOLFLEM®️ que ayuda a disolver las flemas y facilita la eliminación.

Cuando alguien sufre o padece de un resfriado o de una infección en las vías respiratorias, la mucosidad puede cambiar la textura y el color dando mucha información sobre lo que podría estar pasando.

A continuación te explicamos un poco más sobre el color de las flemas.

¿CUÁLES COLORES DE LAS FLEMAS EXISTEN?

  • Transparente

La mucosidad transparente es normal. Se compone de agua, sales, anticuerpos y otras células del sistema inmunitario. Después de producirse en el tracto respiratorio, la mayor parte baja por la garganta y se ingiere.

  • Blanca

La mucosidad blanca es señal de congestión nasal. Cuando la cavidad nasal se congestiona, los tejidos se hinchan e inflaman, lo que ralentiza el paso del moco a través de las vías respiratorias. Cuando esto sucede, el moco se vuelve más grueso y turbio o blanco.

  • Amarilla

La mucosidad amarilla sugiere que las células inmunitarias están empezando a funcionar en el sitio de la infección lo que sugiere inflamación.

  • Verde

La flema verde indica una respuesta inmune amplia y contundente. Los glóbulos blancos, los gérmenes y otras células, y las proteínas producidas durante la respuesta inmunitaria son los que dan a la flema su color verde.

La mayoría de las infecciones que ocasionan flema verde son virales.

Disolflem® es un medicamento que te puede ayudar a eliminar el exceso de mocos y flemas. Es un agente mucolítico que disminuye la viscosidad de las secreciones mucosas, fluidificando el moco y favoreciendo la expectoración de forma rápida y eficaz. Podés conseguir en tu farmacia más cercana las tres diferentes presentaciones.

Consultá con tu médico antes de consumir o administrar cualquier medicamento.